Conozca los beneficios de la caminata para el cuerpo y la mente

La caminata es una actividad física muy recomendada por los cardiólogos para la prevención y ayuda en la recuperación de enfermedades como la hipertensión y la diabetes. Además de ser extremadamente beneficioso para la salud, es un ejercicio que no requiere mucho tiempo, ya que, media hora al día 5 veces a la semana son suficientes para ver los impactos en su salud. Con esto en mente, enumeramos los beneficios y también algunos cuidados que usted debe tener para iniciar sus caminatas. La caminata puede auxiliar en varios puntos, echa un vistazo:

 

Osteoporosis

Al caminar, los huesos de la pierna se comprimen al colocar los pies en el suelo y todo el esqueleto se mueve. Esto aumenta los estímulos eléctricos, aumentando su fuerza y ​​resistencia. De esta forma, la caminata contribuye a la prevención de la osteoporosis y, en casos ya diagnosticados, puede auxiliar en la reducción de la progresión de la enfermedad.

 

Circulación

La caminata hace que el corazón trabaje más, pues con la mejora en el bombeo de sangre, las venas y arterias se dilatan haciendo el proceso de oxigenación más eficiente. Esto hace que las partes más alejadas como pies y piernas reciban la sangre con más facilidad, disminuyendo las hinchazones de lo cotidiano.

 

Diabetes

Durante la práctica de caminatas, el páncreas y el hígado son estimulados, por la mayor circulación de sangre, produciendo más insulina para el cuerpo. Esto hace que las células aumenten su capacidad para absorber la glucosa, evitando que se quede circulando por la sangre y contribuya al desarrollo de la diabetes.

 

Equilibrio del peso

La caminata es una actividad que promueve quema de calorías además de la ventaja de que incluso después de horas el practicante continúa quemando calorías pues el metabolismo se mantiene acelerado gracias al aumento de la circulación.

 

Hipertensión

La caminata puede reducir la producción de grasa en el cuerpo y por consiguiente disminuye los niveles del colesterol malo y evita la acumulación de grasa. De esta forma, la posibilidad de obstrucción de las venas es mucho menor. Además, ayuda en el control de la presión arterial, disminuyendo la propensión a derrames e infartos.

 

Cuidados importantes:

Consulte a un médico para que autorice y oriente su práctica de ejercicios físicos;

Cuente también con las orientaciones de un entrenador físico para la correcta práctica de actividades físicas;

Tome bastante agua mientras se ejercita y también a lo largo del día;

Utilice ropa ligera y un calzado cómodo;

Tenga cuidado con el sol: atente a los horarios y pase el filtro solar.

 

 


Más del blog

VER TODOS LOS ARTÍCULOS